¿QUE HORA ES?

sábado, 9 de junio de 2012

“Niños, redes sociales y mentiras”

Gracias  a Google+ he descubierto esta columna de Enrique dans que me ha parecido bastante interesante sobretodo para los que se nos va acercando la edad.Comenta que facebook, al menos pide autorización de los padre para activar una cuenta.Pero, yo digo que como saben que estamos dando la autorización? a esa edad,la picardía esta a a orden del día y es la responsabilidad absoluta de lo que hacen los menores de edad de los padres.Y estoy totalmente negada a la utilización de redes sociales.Después no queremos que pasen cosas, pero ultimamente se da demasiada libertad a los niños abriendo el campo para posibles desgracias.
Cuando se ha visto que con 9 años se les de móvil?
Con 4 o 5años ya van con sus cámaras digitales..Este es otro tema que me gustaría tocar.
Bueno,mas abajo tenéis el enlace para poder visitar su pagina




La columna de Expansión de esta semana se titula “Niños, redes sociales y mentiras”, y habla de la situación que genera la restricción de acceso a redes sociales basada en edad a una generación de niños que ven dichas redes sociales como una parte natural de su entorno. En España un menor puede tener perfil en una red social con autorización expresa de sus padres, pero lo que se comunica y se ejecuta en la práctica totalidad de los casos es la idea de la prohibición, la cancelación de cuentas siempre que se sospeche que efectivamente se trata de un menor de catorce años.
La columna está motivada por la idea de Facebook, avanzada esta semana, de levantar dichas restricciones y permitir abrir cuentas a los menores de trece años bajo la supervisión de sus padres, una idea que me parece puro sentido común y que supone poner las responsabilidades en donde realmente corresponden.
A continuación, el texto completo de la columna:

Niños, redes sociales y mentiras

Las mentiras colectivamente asumidas suponen un consenso social tácito. Por ejemplo: la ley española restringe que un menor de catorce años tenga cuenta en una red social. Sin embargo, basta un paseo por cualquier colegio español para ver cómo clases enteras de niños de diez u once años, tienen cuenta e interactúan en las redes sociales.
Las redes sociales son para ellos un entorno natural, una prolongación de sus relaciones, un “patio virtual” sometido a las mismas dinámicas que el patio físico. Hablamos de una generación que va a desarrollar una parte significativa de sus vidas en dichas redes, que van creciendo en su funcionalidad para complementar – no sustituir, salvo patologías – muchas de las cosas que hacemos.
La restricción de edad lleva a los niños a mentir, a inventarse perfiles varios años mayores. La mentira es generalmente aceptada por los padres, que temen enfrentarse a una posible exclusión social: “genial, mamá, voy a ser el único ‘pringao’ de clase que no tiene cuenta”. Sin embargo, la ley convierte este comportamiento en ilegal con el supuesto fin de proteger a los niños, lo que genera una dinámica perversa: la mayoría de los niños que son privados de su cuenta lo son por denuncias de sus compañeros, que usan este arma a modo de bullying postmoderno.
En realidad, prevenir problemas para los niños en las redes sociales es responsabilidad de sus padres, no de la ley. Como quien enseña a su hijo a cruzar por los semáforos o a no aceptar caramelos de extraños. Las redes sociales funcionan igual: debemos fomentar la comunicación e instar a los niños a comentarnos lo que hacen en ellas, a compartir sus dudas, miedos o preocupaciones.
Facebook se plantea abrirse a los menores de trece años. En España se lo impide una ley que todos nos saltamos. ¿Ganamos algo con eso? ¿Es razonable seguir manteniendo una mentira colectivamente asumida como tal?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

ALGO SOBRE MI

Mi foto

Soy una persona con recursos, paciencia, adaptabilidad. 
Me gusta innovar, reciclar, crear, desarrollar.
me gusta sentirme bien conmigo misma y hacer sentir bien a los q me rodean, tanto en el mundo personal, como laboral.